domingo, 22 de agosto de 2010

Morriña

Hace un tiempo que no me conecto. El trabajo, la tarjeta gráfica, el desgano. No tengo fotos de lugares espectaculares, a lo más que he llegado es a sacarle al avatar dos fotos decentes, porque es subir la definición y bloquearse todo. En fin.
Me ha pasado una cosa curiosa, la primera persona a la que conocí en SL, un chico australiano, estaba conectado cuando entré hoy. Me hizo mucha ilusión, hacía más de dos años que no hablábamos y saber que le va bien y que ya casi termina sus estudios universitarios, me alegró.
Y estuve viendo esto y me entró la morriña a pasos agigantados. San Juan, la playa Flamenco, Porta del Sol, la piña colada fresquita, las eles cantarinas de los borinqueños... Me veo el año próximo en San Juan, quejándome del omnipresente calor, echando pestes del reguetton,  de la comida y del ritmo caribeño, pero feliz.
Todo el mundo debería pasarse una semana en Puerto Rico, es una experiencia inolvidable.
Bueno, otra semana más. Aquí estamos casi otoñales, por triste que parezca. Se entiende que piense en San Juan...