viernes, 30 de abril de 2010

El ángel de la muerte


El ángel de la muerte contempla sus dominios. Nada le queda ya. La que un día tuvo el mundo a sus pies, hoy yace sola, olvidada de todos.
Un horizonte infinito es su única compañía. El ángel sabe que  su lamento es inútil, porque la maldición es eterna.
Nadie puede verla, ni sentirla. Sólo los que van a morir, se percatan de su presencia. Mientras, la más sola de las criaturas, contempla con nostalgia lo que nunca tendrá.
A lo lejor hay un castillo. En él vive un hombre que nunca sabrá que ella existe, hasta el día de su muerte. Y aún en ese momento, deseará no haberla conocido.
Mortal que lees estas líneas, compadécete del triste destino de quien un día poseyó el mundo.

lunes, 19 de abril de 2010

Autorretratos

Esta semana ha estado tan cargada, que no he podido visitar ningún lugar especial. SL es cada vez más un lugar lejano, no sé si es la falta de interés personal o algo general. Pero las nuevas actualizaciones cada vez me hacen ir más lenta. Así que solo he podido sacar unos autorretratos que no me convencen del todo. Soy un experimento, lo sé, nunca pasaré a la fase retratar a otros. Prefiero hacer las chapuzas conmigo misma.

lunes, 12 de abril de 2010

Tarde de tormenta

Sigo con problemas con el ordenador, que se niega a portarse bien. Está pidiendo a gritos que compre otro, pero por ahora va a tener que aguantarse. RL me tiene muy ocupada, pero hoy he tenido un momento y aquí les va un paisaje relajado del Medio Oeste, llanuras de cereales y vagones olvidados.
Amenazaba tormenta en IDIA Laboratories